top of page
  • ocaraf

El ojo de Jan van Eyck


Pintado en 1433 y considerado el posible retrato del pintor flamenco Jan van Eyck, es una de las pinturas que marcarán las pautas del arte del retrato hasta el siglo XX. El crítico Lorne Campbell, en la ficha de la National Gallery de Londres, describe la pintura del ojo izquierdo de la siguiente manera: "El blanco del ojo ha sido pintado en un tono blanco mezclado con pequeñas cantidades de rojo y azul. Una delgada difuminación de rojo aparece en la capa inferior, que sin embargo, queda expuesta en cuatro puntos para crear brillos secundarios. Las venas están pintadas en color bermellón en el difuminado mojado. El iris es ultramarino, bastante puro en su circunferencia, pero mezclado con blanco y negro hacia la pupila. Hay pintas negras cerca de la circunferencia y la pupila está pintada en negro sobre el azul del iris. Los brillos principales son cuatro puntos de blanco de plomo aplicados como toque final, uno en el iris y tres en el blanco del ojo, donde se complementan con los cuatro brillos secundarios para crear el efecto de brillo."




10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Una vez hubo un hombre que nunca dijo: mío. Llamó en las puertas del mundo, llamó en mi corazón. Hablaba con palabras que parecían palomas. Las cosas a su lado se ponían blancas. Le nacía en los ojos

bottom of page