• ocaraf

Compañera

Actualizado: 9 nov

Teníais para uniros

únicamente kilómetros

de tierras rojas y un río

que desciende cada vez más despacio.


Pasaron treinta días.

Cambió el color de la tierra.

También creció la lentitud del río.


Ahora estás esperando

en medio del campo y sientes

la serenidad de los árboles

y la vibración de los pájaros.


Miras los montes, miras el aire

y se te representa la justicia de las cosas,

es decir,

la poesía de las cosas.


Y tú bien sabes por dónde

tu compañera va a llegar,

por donde anda hacia tí,

de qué pueblo desciende.


Y, de pronto, la ves

sobre el camino: tiene

forma de juventud, parece

un chiquillo que, de pronto, ha adquirido

serenidad de madre.



Antonio Gamoneda

20 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lucy Fly