Miguel
Hernández

«Pintada, no vacía
pintada está mi casa
del color de las grandes
pasiones y alegrías».

PaoloPagnini17.jpg

Alto soy de mirar a las palmeras,
rudo de convivir con las montañas...
Yo me vi bajo y blando en las aceras
de una ciudad espléndida de arañas

Aunque el otoño de la historia cubra vuestras tumbas con el aparente polvo del olvido, jamás renunciaremos ni al más viejo de nuestros sueños

Voy de mi corazón a mis asuntos.
Adiós, hermanos, camaradas y amigos,
despedidme del sol y de los trigos...

 

Varios tragos es la vida

y un solo trago es la muerte

...compañero del alma, compañero...