Juan de Mairena

Alguna vez se ha dicho: “las cabezas son malas; que gobiernen las botas”. Esto es muy español, amigo Mairena».
—Eso es algo universal, querido don Cosme. Lo específicamente español es que las botas lo hagan siempre peor que las cabezas.

anaritaperalta.jpg

Cristo —decía mi maestro— predicó la humildad a los poderosos. Cuando vuelva, predicará el orgullo a los humildes. De sabios es mudar de consejo.

Después de la verdad, nada hay tan bello como la ficción. Los grandes poetas son metafísicos fracasados. Los grandes filósofos son poetas que creen en la realidad de sus poemas.

Preguntadlo todo, como hacen los niños.

¿Por qué esto? ¿Por qué lo otro? ¿Por qué lo de más allá? En España no se dialoga porque nadie pregunta, como no sea para responderse a sí mismo. Todos queremos estar de vuelta sin haber ido a ninguna parte. Somos esencialmente paletos.

PaoloPagnini2.jpg

Hay que tener los ojos muy abiertos para ver las cosas como son; aun más abiertos para verlas otras de lo que son; más abiertos todavía para verlas mejor de lo que son.

Hoy es siempre todavía.