José Bergamín

El manantial piensa,

el arroyo discurre.

Los sueños se duermen cantando,

como los niños.

En ciertos momentos,

la única forma de tener razón es perdiéndola

La felicidad es siempre coincidencia.

El valor espera; el miedo va a buscar.

Lo primero para hacer música es no hacer ruido.

Estar dispuesto a equivocarse

es predisponerse a acertar.

¿Qué espera tu corazón

cuando niega lo que espera

con su desesperación?