fondo.wix3.jpg

Haikús de Gamoneda

Hojeando el "Libro del frío" encuentro, como capilotes silvestres en la Herbenzosa, el estallido de un millar de narcisos... ¿o son haikus?
 

Entre el estiércol
y el relámpago escucho
el grito del pastor

Bajo las águilas silenciosas

la inmensidad

carece de significado

Tengo frío junto a los mantiales. He subido
hasta cansar mi corazón

Amé todas las pérdidas
Aún retumba el ruiseñor
en el jardín invisible.

 

Antonio Gamoneda

He oído la campana de la nieve,

he visto el hongo de la pureza,

he creado el olvido.