Dan Faraco

Recuerdo tambien,
mi refugio en tu corazón

sakura.jpg

Dulcemente, ella te acaricia el alma ,
para que el vértigo no te atenace
cuando deslice por tu conciencia…
leyendas de saber y de invierno
de hoy y del alba de la humanidad.


 

Esta noche que solo es de hoy,
acaricio tres vientos.

Esta aurora,  que solo es de hoy
me acarician tres vientos.

Parten los barcos
La morada de jade me espera.
Por todos, mereció la pena.

En tus manos, telares de esperanza...

azulverde.jpg

La bahía de las peonías es un lugar de la mente.
Renace en cada mayo, irreductible y de flores.

Es su dulce propósito el liberar a los hombres.

Es la vieja ermitaña que conjura su secreto.

Te invita a esperar la luna contando botones de oro.
Calienta vetusto fuego sanando profundas heridas
limpiando oscuros recodos; de arpa, la música olvidada.

Noble, la mano callosa; los que ven, los que conocen
descansan en su mirada, en ella, la siempre-hermosa.

Viejo nombre, muchas caras; la esperanza de aquel trino,
trazo suave, de mañana, un abrigo en mi destino.