Paco
Brines

Teníamos que subir todos juntos

el más hermoso monte

jAlonsoHuerta.hojabruma.jpg

Vives ya en la estación del tiempo rezagado:
lo has llamado el otoño de las rosas.
Aspíralas y enciéndete. Y escucha,
cuando el cielo se apague, el silencio del mundo.

Y así, de un mundo débil

y una existencia torpe, nace, breve, el amor.

«El hombre es la nada siendo».

Unos construyen sus casas y otros andan por los bosques; porque el destino del hombre es el amor,

y cada uno tiene su propia lucha y su propio camino.

Yo sé que olí un jazmín

en la infancia

una tarde

y no existió la tarde.