Blas
de Otero

Ya sabes
lo que hay que hacer en este mundo: andar,
como un arado, andar entre la tierra.

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como el anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Yo quiero cerrar los ojos,

dormir y pensar que nadie me lastima

y que estoy contento conmigo mismo

y nadie me envidia

ni me dice lo contrario de lo que siente.

El aire es sabiduría y música del entendimiento.

No hay diálogo posible si el aire falta,

entonces la atmósfera se enrarece

y el ciudadano se entontece

Mis ojos hablarían aunque mis labios quedaran sin voz

Yo doy todos mis versos por un hombre en paz.